LÍTHICA, PEDRERES DE S'HOSTAL - UN LUGAR DE CUENTO EN MENORCA

septiembre 14, 2018


Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.

Lithica, Pedreres de S´Hostal - Un Lugar donde Perderse

Un paraje inesperado, eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Yo llevo cerca de 20 años en Menorca y siempre había oído hablar de lo preciosa que era Lithica, era de esos lugares pendientes que ansias visitar y que por una cosa u otra lo aplazas, esta vez con la vista de la familia era la excusa perfecta, no podíamos dejar pasar la oportunidad, y como nos hemos arrepentido de no haber ido antes, Lithica es de esos lugares que dejan huella, que disfrutas y no olvidas, un paisaje casi escultórico cincelado por el hombre y que la naturaleza lo hace aún más fascinante, vamos a dar un paseo por: Lithica, Pedreres de S´Hostal

Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.

Dependiendo de la época del año que se visite es gratis, concretamente desde noviembre a marzo, en verano cuesta 5 euros y se puede visitar en dos días, si nosotros lo hubiéramos sabido antes, seguramente lo habríamos disfrutado durante esos dos días, es mejor hacer la visita cuando no haga un calor excesivo.
Al llegar, avistas las canteras modernas se distinguen perfectamente debido a su amplia extensión y a la perfección de extracción del marés, (piedra muy utilizada en Menorca para la construcción), las enormes paredes excavadas parecen espectaculares obras de arte geométrico; para rematar el tremendo laberinto en piedra, que por cierto yo estaba deseando ver, se observa desde un mirador, esto hace que tengas aún más ganas de bajar y poder verlo de cerca.

Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.

Con el primer vistazo desde los miradores donde comienza el camino, se percibe la sensación de visitar un lugar espectacular, aún no sabíamos las sorpresas que nos depararía, pero la belleza de esas paredes cortadas a base de sierras circulares, dibujaban un paisaje increíble, digno de ser una localización de Juego de Tronos.
En la entrada nos dieron un mapa para movernos por el entorno y poder orientarnos a medida que nos adentrábamos en busca del laberinto, ayudaban las indicaciones situadas a los lados del camino, un ojo señalizaba los lugares interesantes donde parar y observar,  una mano roja nos advertía de zonas a las que no podíamos pasar o eran peligrosas.
Sin darte cuenta poco a poco te vas adentrando en el mundo Lithica, es su riqueza visual y lo que ha significado en tiempos pasados lo que te va atrapando en cada paso. El marés era un material imprescindible en Menorca, por eso la extracción era muy abundante a lo largo de la isla, pero la llegada de nuevos materiales hizo que canteras como estas tendieran a desaparecer y a ser abandonadas; la naturaleza hacía de las suyas y reclamaba lo que el hombre había estado elaborando durante tantos años. Les Pedreres de S´Hostal fueros abandonadas y en 1994 Laetitia Lara concibe un sueño, devolver un esplendor perdido y poner en valor una riqueza autóctona y singular, la escultora crea la asociación Lithica, con un esfuerzo titánico se creó lo que ahora es un paraje de ensueño, volvieron a acondicionar los caminos, se crearon nuevos, elaboraron jardines autóctonos que acompañan de una manera extraordinaria al entorno. Otro de los proyectos de Lithica ha sido la creación de unas impresionantes escaleras en el año 2005.

Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.

 Me llamó la atención una zona en la que se explicaba cómo se realizan las distintas paredes secas que conforman el paisaje típico de la isla, el tipo de muro de Menorca es muy peculiar y se realizan  con piedras sin ningún tipo de engrudo o argamasa que las una, ver la técnica fue muy interesante, en esa misma zona se apreciaban los distintos tipos de tapias y materiales que los conformaban.
A partir de ahí ya comenzaban las sorpresas, veníamos a ver una cantera y comenzamos disfrutar de zonas con una rica vegetación isleña, llena de recovecos y preciosas indicaciones simbólicas en piedra que indicaban hacia donde te dirigías, cuando llegabas no te esperabas en absoluto el tipo de paisaje, era como estar dentro de un cuento.

Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.

Otra de las joyas de Líthica son las canteras antiguas, poseen una belleza autentica, en ellas el hombre arrancaba el material a mano, por tanto el paisaje dista mucho de las anteriormente expuestas que seguían un patrón determinado, si las otras canteras parecían una obra de arte contemporáneo, las canteras antiguas simplemente forman parte del paisaje de una manera natural y esplendida, se unen a los jardines botánicos que emergen por todas partes. Como las canteras antiguas se sitúan en una planta inferior, la vegetación  y las formas caprichosas de las paredes, son  las totales protagonistas. Cuando accedes a estas zonas es como si emergieras a otros mundos, paredes de colores insospechados, vegetación salvaje mezclada con arquitecturas aparentemente olvidadas.

Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.

Caminar por Líthica es como pasear por varios mundos, todos ellos se relacionan entre sí, pero cada uno posee su particular encanto; me maravilló la fuente con varias caras talladas en piedra, ubicada en lo que llaman el Jardín Medieval, a mí me recordaba más a una ambientación de un cuento de Andersen, sus veredas y caminos te hacen sentir como si fueras Hansel y Grettel, adentrándose en lugares cada cual más extraordinario.
Las plantas aromáticas, los rosales y las plantas autóctonas se fusionan con las paredes inmensas de la cantera, esta combinación es lo que te hace evadirte totalmente y olvidarte de que hace un momento te encontrabas en plena civilización.
Pasear por Líthica es como un viaje en el tiempo que te conecta con profesiones antiguas y casi olvidadas, trabajo duro que dibuja la piedra, pero que gracias a la labor de la fundación toda la monumentalidad  del conjunto, se aprecia lo que años y siglos atrás representó este lugar para la zona.
Ses Pedreres de S´Hostal pasaron de ser unas canteras prosperas y florecientes al total abandono para acabar siendo un paraje de cuento donde poder apreciar como la naturaleza y el hombre pueden llegar a ser socios y construir algo verdaderamente hermoso.

Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.

Cuando comienzas Lithica crees que tu camino a seguir simplemente es el de encontrar y bajar al laberinto de piedra que observas desde los miradores, pero cuando te vas adentrando empiezas a darte cuenta de que ese no es el fin, es un camino para disfrutar de lugares incluso más hermosos que ese gran laberinto de piedra, que hay mucho más, es como estar dentro de otro laberinto, un camino iniciático que te lleva a un fin, pero que cuando ves lo que te va deparando el camino, no te apetece llegar, sino quedarte a disfrutar de alguno de los entornos mágicos que vas descubriendo poco a poco.
Estanques con nenúfares en flor, lianas y raíces que dibujan paisajes insospechados, vegetación dura y agreste que sobrevive al sol radiante; y la piedra, la piedra que lo rodea, paredes que han vivido y escuchado, ahora ya tranquilas forman parte de una historia que se sigue contando, y no se olvidará.

Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.

Líthica también es lúdica, y es que tiene siempre en marcha actividades muy interesantes, el afán de promover la cultura en la isla queda patente en cada actividad, desde talleres de teatro, de danza o de música.
El festival de verano Piedra Viva guarda en su agenda actuaciones y ofertas culturales de lo más variado. Conciertos, danza contemporánea, concursos de fotografía, talleres de marés, la oferta es infinita, gracias a las propiedades del lugar los conciertos o actuaciones se viven y se escuchan de una manera incomparable.
El trabajo que se ha realizado y se sigue realizando en Líthica es digno de destacar, gracias a Laetitia y a la fundación, los proyectos previstos y las actividades que se crean en este enclave, hacen que siga palpitando, es un ente vivo en constante transformación, es uno de esos lugares que se quedan en la memoria, cuando los visitas, por eso si vienes a Menorca, no dejes de venir a verlo, verdaderamente merece la pena.

Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.
Un paraje inesperado eso es Lithica, Pedreres de S´Hostal una cita ineludible si vistas la isla de Menorca.

  • COMPARTIR:

También te puede interesar

1 comentarios