ANTES Y DESPUÉS DE UN ESCRITORIO ENGENDRO

septiembre 21, 2018


Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.

Antes y Después de un Escritorio Engendro

Historia de un escritorio que merecía una segunda oportunidad, a pesar de ser un engendro de multitud de maderas distintas.
He estado haciendo cambios en una de mis habitaciones favoritas, en mi refugio, mi biblioteca o lo que ahora estoy empezando a llamar "mi pequeño gabinete de maravillas". Me faltaba algo primordial: un escritorio acorde, debido a que la mesita que tenía además de no pegar nada, era demasiado pequeña, quería algo grande con cajones y a poder ser antiguo.
Bueno, algo apareció, no era ni mucho menos el escritorio de mis sueños, sí era antiguo, pero de escasa calidad, los laterales eran de tablero y se adivinaba que bajo esa capa de pintura se escondía un engendro, pero tenia muchas posibilidades, lo que me gustaba era el tamaño, la cantidad de cajones y las cerraduras aún en funcionamiento, con sus respectivas llaves, de modo que hasta que no encuentre "mi escritorio soñado" me podría apañar perfectamente, eso sí, trabajo no nos faltaría a Oscar y mi, barruntábamos dificultades...

Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.

Problemas que presentaba el escritorio a simple vista:
- Pintura infernal que cala hasta lo mas profundo de la madera y del tablero.
- Millones de agujeros de carcoma.
- Boca-llaves mal colocados y montados encima de tiradores.
- Variedad de maderas (hasta 4 diferentes).
- Restos de tinta.

A problemas, Soluciones y algunas son estas:
- Quitar toda la pintura del escritorio *(así escrito es una maravilla, otra cosa es lo que se tarda).
- Tratamiento anti-carcoma.
- Rellenar la mayoría de los agujeros con masilla.
- Hacer nuevos agujeros y colocar debidamente tanto tiradores como bocallaves.
- Limpieza de madera.

Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.

El proceso - Antes y Después de un Escritorio 

Comenzamos haciendo pruebas en algunas zonas para ver que había debajo de la pintura infernal... y lo que nos temíamos era cierto... era un escritorio engendro!
Está realizado con un montón de maderas diferentes y si queríamos limpiarlo de pintura se verían todas ellas.
Iríamos poco a poco y decidiríamos según viéramos, aunque ya cierta idea nos rondaba por la cabeza.
Comenzamos con los cajones, teníamos que quitar tanto tiradores como bocallaves para poder limpiar bien  la madera, estos últimos precisaban una limpieza, por eso los retiramos con cuidado para devolverles su lustre pero dejándoles cierta patina que les aporta el tiempo.
Por otro lado Oscar empezó a rascar con el formón para ir retirando ese dichoso brillo que llevan las pinturas antiguas, con este gesto, quitas una capa importante de manera natural y puedes ir viendo que hay debajo de las capas.

Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.

Nos centramos en los cajones, son nueve y había que ponerlos bonitos, la madera que se advertía tenía una pinta estupenda, aunque también es cierto que por mucho que decapáramos de cualquier modo, lo oscuro del barniz  que le dieron al escritorio, había calado hondo, esto hace que la veta tenga cierta tonalidad oscura, sinceramente no queda mal, incluso ayuda a que se noten más los detalles de la madera.
Puedes quitar este tipo de barnices o pinturas de varias formas:
- Lijando a mano o con maquina.
- Decapante químico.
- Pistola de calor.
La decisión de optar por uno u otro es ver a que tipo de pintura, barniz o tinte te enfrentes. Nosotros fuimos ido poco a poco, hemos usado el formón para quitar la primera capa de barniz brillante, y después hemos lijado tanto a mano como con lijadora.

Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.

Los cajones día a día tomaban ya una consistencia que nos gustaba, ahora tocaba una zona mucho más delicada, los tableros que forran todo el escritorio, y es que si te pasas lijado es fácil estropearlos, de modo que había que tener cuidado si queriamos devolver su noto natural.
Aquí la lijadora fue nuestra aliada, y aunque llevó bastante tiempo y trabajo, el resultado fue mejor del esperado, pero ya empezábamos a ver al escritorio engendro con todo su poderío, teníamos entre manos dos tonos de madera muy diferentes entre sí.
Por otro lado el escritorio estaba señalado con marcas de antigua carcoma por eso, tratamos con producto por si quedaba algún que otro intruso y procedimos a tapar la mayoría de dichos agujeros con masilla, no todos, sinceramente a mi me gusta dejar alguna señal, creo que aporta cierto carácter a la pieza.

Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.

Por fin conseguimos limpiar todos y cada uno de los cajones, dejarlos todos perfectos a veces parece imposible, cuando llevan tanto trabajo!
Hicimos otra prueba en el armazón del escritorio y confirmado; otra madera distinta a los cajones, ya van tres colores, texturas y maderas diferentes; para rematar el sobre es tablero rojizo, nada que ver con los tableros o paneles que conforman el escritorio.
El sobre se ha limpiado y lijado a fondo, dejando ver que el anterior propietario fumaba y no utilizaba cenicero, se notan quemones por los bordes, con todo lo que se ha lijado y el acabado que se le ha dado, no quedan tan mal esas señales.
Con este panorama, teníamos que decidir que haríamos con el escritorio engendro, debíamos hacer algo para que la dificultad o el defecto fuera una virtud, de modo que resaltaríamos cada tipo de madera con gomalaca en escamas y enmarcaríamos todo ello con un color precioso!

Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.

Como he dicho, a lo que va en madera se le aplicaría gomalaca; para un buen acabado hay que dar varias manos y entre una y otra se ha de lijar, con esto además de conseguir nutrir y embellecer la madera queda protegida de muchos agentes externos, la gomalaca es estupenda.
Yo me encargaría  de pintar el armazón con un tono precioso de Pinturas La Pajarita, Blue Kiss, uno de mis favoritos, es un color azul acero que casaba muy bien con las diferentes maderas, al pintar con una tonalidad tan especial el armazón, enmarcaríamos cada zona de madera limpia, y los distintos colores no quedarían mal, todo lo contrario, haría de un escritorio engendro, una pieza estupenda y sobre todo muy decorativa.
Para que quedara bien, había que proteger cada recoveco con cinta de carrocero, hay que tener paciencia y hacerlo a conciencia, para que luego al pintar no se cuele la pintura y quede una linea desastre, por eso es bueno tomarte tu tiempo para colocar la cinta, con ello te juegas que el mueble quede perfecto.
Como ya los cajones están listos, debemos colocar de nuevo tiradores y bocallaves limpios, pero hay que hacer de nuevo agujeros para colocarlos mejor, sobre todo los pomos, para ello nos ayudaremos con un punzón y colocaremos cada pieza en su nuevo emplazamiento

Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.

Acabado - Antes y Después de un Escritorio Engendro

El tono que he utilizado cubre muchísimo, por eso solo le dí una sola capa, no era para nada necesaria una segunda. Cuando se secó debidamente, procedimos a decapar con lija fina las zonas pintadas, con ello no solo dejamos suave la superficie, también consigues un aspecto desgastado muy interesante.
Ahora solo quedaba subirlo a su lugar y ver si de verdad era su sitio, en esos momentos siempre tengo ciertos nervios, ya que a veces tienes ciertas expectativas y aunque el escritorio había quedado genial, no sabíamos a ciencia cierta si pegaba o no con la biblioteca.
Cuando lo colocamos en el mismo emplazamiento que la mesita anterior, quedaba fatal, y me llevé cierto disgusto, me encantaba esa disposición, pero menos mal que Oscar estaba ahí y tuvo una de sus grandes ideas, es fantástico, él siempre tiene soluciones para todo y de nuevo acertó!
Solo teníamos que girarla y ponerla mirando hacia la ventana, además de quedar genial también hacía la habitación mucho más grande!

Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.

He efectuado muchos cambios en la biblioteca y todo ello sé que merece un post donde muestre cada uno de esos cambios. Finalmente han sido más de los que esperaba, y estoy muy satisfecha, ahora queda todo mucho más concreto, la zona de escritorio queda en un lado y la zona de lectura junto a la ventana, para delimitar aún más dichos espacios, he utilizado dos alfombras, estas ayudan mucho visualmente a la hora de dividir, pero sobre todo a distribuir cada zona.
A falta de colocar una lámpara justo encima del escritorio y alguna que otra planta más, que poco a poco iremos adquiriendo, podemos dar por terminada esta estancia, diré que por ahora, es inevitable ir cambiando o añadiendo cosas, pero así quedará durante algún tiempo, como he dicho pronto mostraré con más detalle la estancia al completo y explicaré "piezas deco", algunas de ellas muy especiales.

Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.
Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.

¿Qué te parece mi escritorio engendro?  ¿Te gusta el resultado? 

Antes y después de un escritorio engendro, sí hasta un mueble extraño puede quedar bien, si le damos una segunda oportunidad.

  • COMPARTIR:

También te puede interesar

9 comentarios