RESTAURACIÓN DE UN ANTIGUO "TRONO" - ANTES Y DESPUÉS

marzo 01, 2018

Antes y después,restauración de un antigua trono de caoba, una transformación total para devolverle la vida a una pieza con mucha historia.

 Nos vamos enfrentar a un "antes y después" espectacular, a la restauración de una pieza muy especial, a simple vista puede parecer un espectacular y antiguo trono (con mucha falta de restauración, pero se atisban las posibilidades de su belleza) las comillas que ponía en el título son muy oportunas, ya que si levantamos el asiento nos encontramos con que es un toilette o excusado antiguo.
Un mueble original, que sin duda tiene un punto divertido, ha llegado a nosotros en un estado bastante maltrecho, pero, todo tiene arreglo, eso sì, va a necesitar mucho trabajo pero con ganas, veréis que el resultado de esta restauración va a ser digno de un rey!


Antes y después,restauración de un antigua trono de caoba, una transformación total para devolverle la vida a una pieza con mucha historia.

Nuestra manera de restaurar suele ser siempre muy respetuosa, amamos los muebles antiguos e intentamos por todos los medios respetar su esencia, cuando te enfrentas a un pequeño reto como éste, necesitas tu tiempo para hacerlo bien, las prisas nunca son buenas consejeras, como va  llevar bastantes horas, es mejor repartir el trabajo.

Para restaurar una pieza antigua como ésta necesitaremos:

  • – Amoniaco
  • – Diferentes tipos de estropajo
  • – Lijas de varios grosores
  • – Pistola de calor
  • – Formones de diferentes anchuras
  • – Lana de acero
  • – Brochas
  • – Goma laca en escamas y alcohol
  • – Cera

Antes y después,restauración de un antigua trono de caoba, una transformación total para devolverle la vida a una pieza con mucha historia.

Restauración de un antiguo trono antiguo

Este trono tenía capas de pintura y barniz de años y años, además de goterones, suciedad… De manera que lo primero que debemos hacer es limpiarlo a conciencia, con amoniaco, pensábamos que el barniz superficial se iría, aunque solo fuera una pequeña capa, pero no, lo que le habían aplicado a este trono era bastante persistente.
De modo que pensamos en otra alternativa…


Antes y después,restauración de un antigua trono de caoba, una transformación total para devolverle la vida a una pieza con mucha historia.

La pistola de calor junto con un formón, es la opción perfecta para quitar las capas de barniz y pintura, es una labor mucho más trabojosa, y debemos ir con cuidado si no se tiene experiencia con esta herramienta, ya que se puede quemar la madera si se acerca mucho dicha pistola, o rallarla si se aprieta mucho con el formón, de modo que con tacto y sensibilidad, poco a poco vamos quitando todas esas capas que afeaban nuestro trono-toilette.


Antes y después,restauración de un antigua trono de caoba, una transformación total para devolverle la vida a una pieza con mucha historia.
5_restauracion_trono_quitar_barniz

Después de haber quitado todas las capas de pinturas y barnices acumulados, nos llevamos una grata sorpresa, descubrimos una madera fantástica, una caoba rubia con una veta estupenda, cada vez vemos más bonito nuestro trono y eso que aún queda mucho por hacer.
Seguidamente debemos centrarnos en los adornos tallados, aplicaremos un buen chorro de amoniaco y dejamos unos segundos que actúe con estropajo de acero, sin apretar demasiado, nos centramos en cada recoveco, con la parte suave de otro estropajo quitamos y aclaramos los restos que han salido de lo rascado, se ha eliminado bastante pero aún tenemos trabajo con estos adornos.


Antes y después,restauración de un antigua trono de caoba, una transformación total para devolverle la vida a una pieza con mucha historia.

Con lana de acero tenemos que repasar cada hueco concienzudamente evitando que quede algún resto de antiguos barnices, en zonas en las que nos sea difícil acceder con la lana de acero, usaremos un formón.
Seguidamente lijaremos con una lija fina por entre los huecos de la madera, para que quede un acabado suave y sin restos.


Antes y después,restauración de un antigua trono de caoba, una transformación total para devolverle la vida a una pieza con mucha historia.

El paso siguiente es fácil y rápido de decir, pero se tarda bastante más en hacer; es tiempo de lijar, se comienza siempre con un grano más grueso para luego acabar en uno fino. Como el trono no tenía un tacto áspero, hemos lijado toda la superficie con una lija fina, con ello queda una superficie casi pulida, no se nos puede olvidar ningún rincón, ya que cuando demos el acabado se notaría tanto visualmente, como al tacto.
Cuando acabemos de lijar debemos eliminar todo el polvo que deja el lijado, esto es importantísimo, la madera ha de estar completamente limpia, para los recovecos nos podemos ayudar de una brocha limpia.


Antes y después,restauración de un antigua trono de caoba, una transformación total para devolverle la vida a una pieza con mucha historia.

Cuando restauramos siempre nos encontramos con piezas flojas o desencoladas, primero reforzamos con puntas y cola de carpintero algunas molduras que estaban bastante sueltas. Uno de los adornos también necesitaba un repaso, un poco de cola blanca y  ya está listo.


Antes y después,restauración de un antigua trono de caoba, una transformación total para devolverle la vida a una pieza con mucha historia.

Ahora solo nos queda poner a nuestro trono bonito, y eso lo vamos a conseguir con goma laca en escamas, es una sustancia natural con múltiples propiedades: sella, hidrata, aísla, es fungicida, no es toxico…como veis es un producto estupendo, lo mejor es que la madera se nutre al aplicarlo, a diferencia de los barnices que se quedan en la superficie.
En el mercado existen varios tipos de goma laca todo depende del acabado que deseemos, nosotros preferimos la de color naranja, para prepararla necesitamos un bote donde hacemos una mezcla de 1litro de alcohol  por 200 gr de escamas, esta solución se agita para que se mezcle bien y se deja de 2 a tres días hasta que veamos que esta líquida, el bote donde hagamos la goma laca, ha de ser completamente estanco. Si te quieres evitar este paso, la goma laca también se vende ya preparada.


Antes y después,restauración de un antigua trono de caoba, una transformación total para devolverle la vida a una pieza con mucha historia.

La goma laca naranja da un precioso tono caramelo a la madera además de protegerla de la humedad y el calor también es de secado muy rápido y su protección es de larga duración, a pesar de existir muchos barnices en el mercado, nosotros seguimos apostando por lo natural y os aseguro que este producto es una maravilla.
A nuestro trono le vamos a dar varias manos, finalmente pasaremos una lija ultra suave y muy superficialmente, ya que si nos pasamos se pueden notar las señales.


Antes y después,restauración de un antigua trono de caoba, una transformación total para devolverle la vida a una pieza con mucha historia.

Después del lijado debemos hacer una buena limpieza, para no dejar rastros de polvo, ya que ahora tenemos que dar la cera con una brocha, esperamos unos minutos y con un paño quitamos el sobrante, seguidamente sacamos la cera y… Ya empezamos a ver la magia, como sale el brillo y la vida de una madera esplendida, es increíble al tacto, que suavidad, ahora la caoba rubia que había bajo todas esas capas de barnices y pinturas ha vuelto con un vigor esplendido.


Antes y después,restauración de un antigua trono de caoba, una transformación total para devolverle la vida a una pieza con mucha historia.
Antes y después,restauración de un antigua trono de caoba, una transformación total para devolverle la vida a una pieza con mucha historia.

Después de unas cuantas horas de trabajo hemos conseguido que una pieza preciosa vuelva a ser ella misma, nunca nos deja de sorprender lo agradecida que es la madera, un trono antiguo que puede parecer algo serio y clásico, pero si lo ubicamos junto a elementos coloristas y con poco peso, además de lucir y llevarse todo el protagonismo, le quita toda esa seriedad; plantas, cristal o una obra de arte vibrante, ayudan a dar una nueva vida a esta pieza tan especial. Lo genial es la sorpresa que guarda bajo la tapa, da un toque muy simpático, algo que en apariencia es muy sobrio y formal, el toilette lo humaniza totalmente, sin duda un mueble magnífico que merecía ser restaurado.

  • COMPARTIR:

También te puede interesar

2 comentarios