LOS MUNDOS DE FANTASÍA DE AROL ART

diciembre 26, 2017



Entrevista a Arol Art

En esta ocasión nos visita un caballero y es que sin darme cuenta la mayoría de las personas que han venido del mundo de la ilustración son mujeres, te vas a encontrar con un artista polifacético e inquieto, adora la creatividad, por eso a lo largo de su vida a podido dedicarse al diseño de ropa, imagen corporativa, a la fotografía y a un millón de cosas más, pero voy a dejar que el mismo te lo cuente.

Cuéntame un poco sobre tus comienzos.¿Cómo descubriste tu arte?

Sinceramente no puedo hablar de descubrimiento, porque mis comienzos se remontan a mi niñez. Siempre tuve claro que dedicaría mi vida profesional al mundo creativo, ya que crear ha sido una necesidad básica para mí, desde chavalín. Mis juguetes preferidos eran siempre los Legos o los lápices de colores. Me imagino que eso lo mamé en mi casa con mi viejo. Siempre me gustaba verlo cuando hacía los planos de las casas que diseñaba. Entrar a su estudio para mi, era un paraíso, repleto de puntas estilográficas, lápices, portaminas, gomas, reglas, escuadras y papeles. Seguramente se llevaría una gran desilusión al darse cuenta que mis garabatos nada tenían que ver con la arquitectura.

¿Cuáles eran tus sueños?

Los sueños siempre van cambiando y evolucionando según el momento. La vida se encuentra en constante movimiento y evolución, por lo que podría enumerar cientos de sueños que tuve, desde ser estrella de rock, hasta tener mi propia marca de camisetas diseñada por mi, o publicar decena de libros y hacer cientos de exposiciones.  
¿Se han cumplido?

Evidentemente no soy una estrella del rock, pero sí tuve mi marca propia de ropa durante 5 años en España. En general podría decir que mis sueños fueron cumpliéndose hasta el momento, totalmente o en parte. Cuando alguno no se dio, pude ver que realmente no había hecho lo suficiente para convertirlo en realidad, posiblemente no fui lo todo lo flexible para adaptarme a las circunstancias o adaptar mi sueño a ellas, o me di cuenta que simplemente no debían cumplirse para dar paso a nuevos sueños. Creo que también es importante llegar a diferenciar entre sueño y utopía, sobre todo, para no entrar en un estado de frustración absurdo. Muchas veces la utopía pasa por creer que un sueño se tiene que dar al 100% de lo soñado o lo damos por perdido. También viéndolo con distancia, agradezco no haber materializado mucho de ellos, porque no sería quien soy hoy. El no cumplir esos sueños ayudaron a superarme, crecer y hacerme más fuerte.



¿Cómo te definirías?

La verdad es que me cuesta definirme, porque parte de mi trabajo personal cada día es dejar esas definiciones, tanto para mi, como para el resto del mundo. Tenemos esa necesidad absurda, de clasificarlo todo. Me parece excelente cuando se trata ordenar elementos, o conceptos, pero no nos damos cuenta que el lenguaje verbal es el mas limitado de todos los lenguajes como para clasificarnos entre nosotros. Esas definiciones, en la mayoría de los casos, nos limitan a poder ver/vernos. Son como una lente a través de las que pretendemos ver el mundo o a nosotros mismos, que normalmente no son mas que prejuicios, mandatos personales o sociales. Digo que soy artista, ilustrador, o lo que sea, por una necesidad de esta sociedad de encajarnos en un cajón al cual recurrir cuando lo necesitamos, pero realmente soy mucho mas que eso. También soy un ser humano, un hombre, soy padre, pareja de, amigo… ¿Soy artista digital? Pues hoy estoy experimentando mi trabajo en óleo. ¿Soy artista lowbrow? Bueno, por momentos, porque también hago ilustraciones para álbumes ilustrados infantiles y si bien uso un lenguaje simbólico, no forma parte del surrealismo. También acepto algún trabajo como diseñador gráfico para identidad de marcas, por ejemplo. Realmente nosotros mismos al definirnos, nos cerramos a una infinidad de posibilidades. Somos una suma experiencias de vida y lo que soy hoy, mañana seré otro. Quizás, si tengo que responder a esta pregunta de la manera que mas se aproxima a lo que siento que soy, es la que pongo como presentación en mis redes sociales: “Un simple ser humano buscando conectar”. Al fin y al cabo, ser artista o ilustrador para mi es una necesidad absoluta de expresar lo que siento o de como veo el mundo con mis ojos, en mi experiencia como alma puesto en esta tierra, en este momento de la historia de la humanidad.

¿Cuál es tu manera de inspirarte?

Creo que si lo pienso bien, mi inspiración se basa en la observación. Da igual lo qué es lo que vaya a crear, todo es resultado de lo que observo. Si es un trabajo por encargo, necesito observar para traducir en imágenes lo que un cliente quiere mostrar de él y/o de su proyecto. Si es una obra, ya sea un cuadro o un libro, observo hacia adentro. Es curioso, porque he descubierto que todo forma parte de una gran sincronía cuando estoy en un proceso creativo. Llega el libro exacto, en el momento exacto, para que pueda ilustrar aquello que debo observarme para sanarlo, una exposición o una charla enriquecedora con alguien, que me dispara imágenes y la necesidad de volcarlas. Otras veces simplemente dejo que mi inconsciente hable. Me pongo manos a la obra sin cuestionarme si ese elemento va ahí y de esa manera, si es coherente o no. Si ha salido, por algo será, nuevamente lo observo, me observo y curiosamente. una vez más, logro armar un rompecabezas simbólico que me ayuda nuevamente a sanar heridas internas. Sin dudas es algo mágico que amo de este trabajo.

¿Qué persona o personas te han influenciado más en tu arte?

Las influencias han llegado por muchas partes directa o indirectamente. Si hablamos de artistas, sería un poco injusto dar nombres porque la lista podría ser interminable, me podría remontar a los primeros pasos del la humanidad hasta hoy en diversas expresiones artísticas. La música siempre ha sido un alimento para mi alma y por ello ha estado presente en mi vida. Comencé escuchando grupos desde pequeño, pinché discos siendo muy joven, toqué en bandas de garaje en mi adolescencia y fui manager de otros grupos, con lo que he conocido mucha música y muchos músicos, que lograron influenciarme. Por ejemplo, aún recuerdo las primera vez que escuché The Wall y vi la película a fines de los 80. Me di cuenta que ese lenguaje simbólico, onírico, surrealista, era con el que mi corazón resonaba y encontré a alguien como Dalí, entre muchos otros, que hablaban el mismo idioma. Pero, como ya dije, es realmente injusto nombrar sólo unos pocos. Sería una lista de miles y seguiría dejando alguien fuera. También mis padres, hermano, mi hijo, mi mujer, amigos, mis perras, los caballos, mi país natal (Argentina), este país en el que vivo hace casi 15 años (España), mis dibujos animados preferidos de pequeño, películas, noticias, carteles en la calle, y unos cuantos sucesos en mi vida, me influenciaron en mi trabajo, dejando detalles marcados, sutiles o aparentemente imperceptibles en mi obra.


¿Cuál es tu máxima?

¿Mi máxima? Mmmmm… ¡Observa, cree en ti, se honesto contigo mismo y con el mundo que te rodea, persiste en lo que hagas y serás feliz!

¿Cómo afrontas la aventura de un nuevo proyecto?

Los abordo con entusiasmo porque cada proyecto es una oportunidad y un desafío nuevo para mí. Aún con aquellos proyectos que no eran de mi total interés o que en los que no me motivaban del todo participar, siempre han sido una oportunidad de aprender. Creo que esa es la manera más saludable de afrontar un nuevo proyecto, abrirse a la experiencia como algo único e irrepetible, de lo que podremos sumar aprendizajes. Muchas veces lo que parece un fin en si mismo, es tan sólo un medio para un fin mayor. También tengo que decir, que cada día soy mas selectivo con los proyectos de los que participo, si no me conmueven, y no suman nada a lo que deseo, prefiero brindarme a los míos personales.

¿Cuál crees que es el secreto de tu éxito?

“Éxito” es una palabra que me encantaría poder cambiar su connotación actual, porque está asociado sólo a la popularidad y al enriquecimiento material, cuando realmente ser exitoso, para mi, consiste en muchas más cosas.
No creo que haya un secreto para obtener un éxito profesional, ni creo ser capaz de dar a nadie una o fórmula para obtenerlo. Quizás hay algunos puntos que podría destacar desde la perspectiva de un tío de 42 tacos, que se dio muchas hostias, más que por 21 años de experiencia en el mundo creativo. 
Creo que lo primero es creer en uno y en lo que siente desde el lugar más honesto. De ahí en más, que los pensamientos junto a la acción sean consecuentes con el sentir, para que fluya. Muchas veces somos presos de esa trampa que nos ponemos a nosotros mismos, la incoherencia. Pensamos una cosa, sentimos otra y accionamos con respecto a una de las dos o de ninguna de ellas. Y para culminar, cuando algo no sale como queremos, decimos que fue responsabilidad (o peor aún, culpa) de alguien o algo externo a nosotros.
Ser coherente es importante, pero también ser constante. Vivimos en un mundo de “lo quiero ya” y es absurdo. Todo lleva su tiempo. Para mi, la Naturaleza, es un buen referente siempre para encontrar respuestas. Si la observamos, nos daremos cuenta que todo necesita de un tiempo de maduración. Nada realmente sólido y bello se consigue de manera instantánea. Las prisas y la ansiedad son uno de los grandes males de la humanidad hoy.
No buscar siempre un fin es otra parte importante. Es decir, disfrutar del proceso tanto como del resultado. A veces nos centramos tanto en lo que queremos conseguir, que por el camino se nos olvida disfrutar del trayecto. Creo que el mismo sistema está centrado más en los objetivos que en el vivir.
Por último, como el punto más importante, hacer las cosas con Amor, brindando la mejor versión de uno mismo en cada proyecto.
Creo que si nos centramos en estos puntos, logramos disfrutar del día a día, de cada segundo de nuestras vidas y ese es el verdadero éxito.

Pros y contras de tu profesión

El pro de esta profesión, a nivel personal, es tener la oportunidad de cubrir mi necesidad de crear siendo mi medio de vida. Y como contra, pero ya a nivel general de todos los artistas y creativos, es la cantidad de veces que nos cruzaremos con gente que no valore nuestro trabajo o la función que tenemos en una sociedad, hasta dar con quienes realmente apuesten por nosotros.


¿Qué estás haciendo ahora?

Actualmente estoy explorando a nivel artístico con óleos, que es una técnica que no había experimentado hasta el momento. Desde hace años el ordenador es mi herramienta principal, pero desde finales de 2016 siento una gran necesidad mancharme las manos, liarme entre pinceles y pinturas. Mi idea es poder materializar una buena cantidad de obras de cara a realizar exposiciones con ellas.
En cuanto a la ilustración, tengo dos proyectos de álbumes ilustrados infantiles, junto al autor cubano Andrés Pi Andreu, si todo sigue viento en popa, los estaremos publicando, junto a una editorial americana, entre final de año y principio de 2018.
También, hace tan sólo unas semanas, lancé mi propia tienda online en Etsy (etsy.com/es/shop/thearolartsore), una idea que tenía pendiente desde hace tiempo. Allí se pueden encontrar tanto ediciones limitadas, firmadas y numeradas en formato giclée (impresiones de alta calidad con una durabilidad de mas de 100 años), pequeños prints con un packaging muy guapo, como bocetos originales.

¿Cómo te planteas el futuro?

A nivel profesional me veo publicando tantos álbumes ilustrados al año como me diera el tiempo para hacer, tanto para niños como para adultos, como también hacer exposiciones por todo el mundo de mi obra digital y “analógica”, sin embargo me gusta dejar un margen para que la vida me sorprenda para bien.

¿Qué visión crees que tiene la gente de tus ilustraciones?

Hasta hace bien poco, no tenía idea realmente de cómo la gente percibía mi obra, sin embargo, hoy, gracias a las redes sociales, ya tengo una idea concreta de lo que les llega, haciéndome sentir inmensamente afortunado y feliz. El feedback es constante y me emociona descubrir que la gente se conmueve y se moviliza internamente en el mismo aspecto que a mi me llevó a crearla. Es pura magia.

¿Cómo tiene que ser tu espacio de trabajo ideal?

He trabajado en todo tipo de espacios, algunos de ellos hasta absurdos. Hasta hace unos años me valía cualquier lugar que hubiera un ordenador, pero hoy prefiero lugares silenciosos y tranquilos, además de luminosos, por eso vivo en un pueblo pequeño retirado de las urbes. Ya llegará el espacio de mis sueños, de grandes ventanales y vistas al mar o la montaña. ¡Eso sería la caña!

¿Tienes alguna obra favorita o le tengas un especial cariño?

Cada una es especial por lo que me ha permitido ver de mi mismo, pero creo que la bella Crystal es de mis favoritas, además por ser de las primeras. De hecho tengo un ejemplar de la edición limitada en la cabecera de mi cama.


PREGUNTAS EXPRESS


Algo que ames, algo que odies.

¿Amar? La vida ¿Odiar? El egoísmo.

Un libro

Psicomagia, Alejandro Jodorovski.

Un color

Negro (aunque no sea un color realmente, je).

Una serie de TV

Siento no ser original, Juego de Tronos, Casa Stark.

Una peli

The wall.


Una ciudad

Madrid (aunque no tolero vivir en ciudades ya)

Un animal

Caballo.

Un número

7.

Una canción

Lullaby, The Cure.

Un pintor

Diré uno actual, Mark Ryden.

Un personaje histórico

Estoy entre Leonardo Da Vinci y Albert Einstein.


Un personaje de cómic

No soy de cómics… Bugs Bunny ¿vale? (ja!)

Qué poder tendrías

Moverme libremente en el espacio/tiempo.

Un locura confesable

Mmmmmm… estar 2 horas a 500 metros del suelo en parapente, sin paracaídas de emergencia. No sé si es una locura, pero es algo confesable (ja!)

Si quieres ver más de arol Art: Instagram - Facebook

  • COMPARTIR:

También te puede interesar

1 comentarios