ROMPIENDO MITOS: CÓMO COMPRAR MUEBLES ANTIGUOS

marzo 28, 2017

Post informativo sobre muebles antiguos, en el que acabamos con algunos de sus mitos, y aprendemos a saber comprar


Hoy vamos a romper mitos sobre los muebles antiguos, nos quitaremos muchos miedos y aprenderemos
 a comprar ese mueble que esta escondido bajo capas de pintura y polvo.
Con determinados detalles podremos ver si ante ti tienes un mueble antiguo con potencial para ser
restaurado, nos daremos cuenta de que muchas veces, tenemos a la vista verdaderas preciosidades
 que con solo unos cuantas horas de trabajo, pueden llegar a ser la estrella de nuestra casa.
Como los muebles antiguos suelen carecer de firma, sello, de fecha de fabricación y origen,
debemos detenernos en detalles que nos ayudaran a identificar las piezas.


Post informativo sobre muebles antiguos, en el que acabamos con algunos de sus mitos, y aprendemos a saber comprar

  •  Diferencias entre restauración y transformación
Cuando compras un mueble antiguo para restaurar tienes que estar seguro de si serás capaz de respetar su
esencia y devolverle su anterior vida y aspecto.
Como veis en la fotografía lo que nos indica la flecha y el cuadrado es la separación de dos paneles, ese
tipo de detalles que pueden parecer de fácil arreglo, pero si no tienes nociones de restauración y
carpintería pueden llegar a ser un problema.

Muebles sencillos de años 60 y 70 que suelen ser de aglomerado o panel, pueden ser pintados sin problema
y sin remordimiento, es más quedan mucho más bonitos cuando se reinventan; pero cuando tienes ante ti un
mueble como el trono de la imagen superior, te enfrentas a bastantes dificultades.
 Si no tienes conocimientos de carpintería como decíamos antes, de acabados y de tratamientos.
Has de saber reconstruir zonas, dar determinados tratamientos a la madera por no hablar de la variedad de
acabados,  cada mueble es especial y te pide algo diferente y tienes que saber verlo, de modo que también
tenemos que ver nuestras limitaciones y saber lo que significa verdaderamente restaurar; restaurar no es
pintar o transformar un mueble, restaurar es respetar la esencia de la pieza y trabajar de manera manual
para devolverle su antiguo esplendor.

Si queréis ver como restauró Oscar esta belleza de trono con sorpresa pincha aquí
La verdad es que fue una grata sorpresa ver lo que aparecía bajo capas de barniz mal aplicado, suciedad
 y pintura, una caoba con una veta realmente preciosa, las señales que veis en la imagen, son pruebas que
 hizo Oscar para ver el tipo de madera, con ello también quería comprobar si todo el mueble estaba
 construido con el mismo tipo de madera, esto se hace con un formón bien afilado y rascando con
 cuidado, lo que se consigue es quitar las capas de pinturas y barnices y llegar a la madera real.


Post informativo sobre muebles antiguos, en el que acabamos con algunos de sus mitos, y aprendemos a saber comprar

  • Cómo ver si un mueble es de madera
- Cuando ves un mueble sin restaurar, pintado por ejemplo de negro o de marrón, lo primero que tenemos
 que mirar es la trasera, es una vía rápida para ver si es madera.
-  El peso es muy importante, la madera maciza pesa, si no es así, puede ser de panel, (madera fina de
 calidad inferior) algunos muebles se fabricaba el armazón de madera y los laterales eran de panel, eran
 muebles de uso más económicos.
- Sabremos si es panel por el sonido, darle un pequeño toque con el dedo, además de notar que es un
 material más fino, su sonido es muy característico.
- Nos tenemos que fijar en las uniones, dependiendo de las épocas se utilizaban diferentes tipos de uniones
 los más antiguos son los tarugos que suelen sobre salir de la madera, más tarde vendrían las colas de milano
 y las uniones en espiga.
- Las proporciones también son muy importantes y nos pueden decir mucho del origen y de la época de la
 pieza.


Post informativo sobre muebles antiguos, en el que acabamos con algunos de sus mitos, y aprendemos a saber comprar

  •  Comprar un mueble antiguo ya restaurado

Nos deberíamos de fijar en:

- Su construcción: las proporciones y las formas han de ser las características de la época, un sencillo truco
 es fijarnos en el veteado de la madera, los antiguos y buenos ebanistas intentaban que las vetas coincidieran
 y todas estuvieran en la misma dirección, si tenemos dudas el anticuario nos asesorara de manera magistral.
- Uso: cuando un mueble tiene determinado tiempo ha sido usado y por tanto ha de notarse esa vida, si
 compramos una mesa de cocina, inevitablemente tendrá señales profundas de cortes.
- Color o patina: un buen mueble antiguo siempre suele tener la misma intensidad de color por toda la
 superficie, al igual ha de ocurrirle a la patina, ha de ser uniforme.
- Cajones (si los tiene): la mayoría de las veces nos proporcionan información privilegiada, por ejemplo,
 si sus tiradores han sido sustituidos por otros; ademas de verse un agujero, también la madera tendrá otra
 tonalidad, otro punto a destacar sería cómo están ensamblados los cajones, evidentemente nada de clavos
 o tornillos, las uniones se hacían con la técnica de cola de milano y han de ser todas iguales o de espiga,
 depende de la edad del mueble, si es más antiguo tendrían que llevar tarugos.
 Tenemos que prestar atención a las guías de los cajones, en ellas se verá el verdadero desgaste
y el uso del mueble, a veces esos listones han sido reemplazados y se distinguen  perfectamente.
- La patas o pies: ellos casi datan la pieza ya que en cada época se llevaba un determinado estilo y diseño
 muy determinado, suele ser una parte muy restaurada, nos deberíamos fijar en la tonalidad de la madera
 para ver si es así.


muebles_antiguos
 Armario pintado y con carcoma - Vitrina con armazón de madera


Cuando veamos que un mueble esta pintado no nos tiene que dar miedo, además de salirnos mucho más
 económico, seguro que nos llevaremos una grata sorpresa, también existen los casos contrarios, maderas
 como el pino que tienen mucha facilidad para coger carcoma, deberíamos tener cuidado al comprarlos, ya
 que a veces no merece la pena hacer una gran restauración si esa pieza esta muy carcomida, sabremos si
la carcoma aun vive dentro de un mueble cuando lo movemos y sale polvillo.
Muchos muebles tienen esas señales, agujeros o incluso sendas,  pero la carcoma  ha sido eliminada y
 simplemente son heridas de guerra que incluso hacen aun más bonito el mueble.
A veces si un mueble nos gusta mucho y lo queremos para una determinada función es bueno dar una vuelta.
 Os voy a dar un ejemplo; si os gusta un armario ropero que tiene armazón de madera, pero los laterales y
 las puertas son de panel (eso nos afea bastante la pieza) este mueble se puede convertir en una vitrina
 sustituyendo esos paneles por cristal, es lo que hizo Oscar con el mueble de la parte derecha de la foto,
 determinados asuntos es mejor dejarlos en manos de profesionales, ellos te asesoraran qué se puede hacer
 con un mueble y te dan ideas estupendas.


Post informativo sobre muebles antiguos, en el que acabamos con algunos de sus mitos, y aprendemos a saber comprar

  •  Pequeños muebles auxiliares
Son las mejores piezas para empezar en el mundo de la restauración, además de ser muebles muy útiles,
sencillos y muy bonitos, nos ayudaran a desarrollarnos y a tener práctica, ya que si empezamos con muebles
 de gran tamaño, el lijado puede hacerse casi interminable si no estamos acostumbrados. La estantería con
 puertas que tenemos en la parte superior, puede que así no os diga absolutamente nada, pero os aseguro
 que bajo toda esa pintura hay un pequeño mueble auxiliar monísimo que nos puede hacer una función
 estupenda.


Post informativo sobre muebles antiguos, en el que acabamos con algunos de sus mitos, y aprendemos a saber comprar


 Aunque a veces un mueble tenga una pequeña falta como la que aparece en la imagen, si la pieza es bonita y
 merece la pena, podría ser una buena excusa para hacer un descuento, ese tipo de restauraciones suelen ser
 sencillas para un restaurador y no suelen ser muy caras, a veces algunos muebles son tan bonitos que
 determinadas faltas son perdonables.


Post informativo sobre muebles antiguos, en el que acabamos con algunos de sus mitos, y aprendemos a saber comprar


 También nos podemos encontrar con restauraciones no tan buenas, muchas veces como decapante se utiliza
 sosa cáustica mezclada con agua ( esta técnica es muy utilizada y muy peligrosa también, tenemos que llevar
 ropa adecuada, unos guantes determinados, mascarilla y calzado adecuado, ya que cuando se aplica la
 mezcla de sosa y agua, lo tenemos que aclarar con agua y se pueden sufrir salpicaduras), dependiendo de
 como se haga el mueble, puede quedar muy bien o puede dejar señales no deseadas, como le ha ocurrido
 a esta preciosa vitrina, todo tiene arreglo y seguro que pronto lo viereis, pero repito que debemos tener
 cuidado con lo que le hacemos a los muebles, si no se tiene experiencia y estamos empezando, lo
 interesante sería o informarse con un experto o si no estamos seguros, llevarlo aun taller de restauración,
 es la manera de asegurarse de que tu mueble quedará impecable.

 Espero que estos consejos os sean útiles a la hora de comprar un mueble antiguo, es bueno atreverse y
 dejarse asesorar por anticuarios o vendedores de segunda mano, ellos están siempre encantados de
 contar la historia de cada mueble.
 La figura del restaurador también es importante resaltarla, a veces transformaciones o restauraciones
 son fáciles que se nos vayan de las manos es mejor dejaselas a profesionales.

¿ Os ha resultado útil este post?

  • COMPARTIR:

También te puede interesar

6 comentarios