EL LIFESTYLE Y LAS DIFERENTES FORMAS DE VIVIR

12:17

El lifestyle y las diferentes formas de vivir, un análisis propio de etiquetas como slow, folk o minimalismo


 Cuantas veces hemos oído los términos de lifestyle, el movimiento slow, lifefolk o el pensamiento
 minimalista, parece que todos tenemos la necesidad de parar, pero también de poner etiquetas a todo,
 hoy intentaré analizar estos movimientos cada cuál más interesante, pero también veremos que todos
 tienen puntos en común, muchos más de lo que pensamos. Partiendo de la base de que todos estos
 movimientos están rodeados no solo de un pensamiento, también la alimentación, la moda y la decoración
 siguen estas corrientes, esto hace que si nos sentimos identificados podemos reconocernos en todos estos
 ámbitos y construir un estilo de vida.


El lifestyle y las diferentes formas de vivir, un análisis propio de etiquetas como slow, folk o minimalismo


 Esta claro que la sociedad tiende a etiquetarnos (cosa que siempre he odiado desde pequeña) la alta, la 
 lista, la guapa, la baja, cuando te haces mayor, la soltera, la casada, la madre ¿Y si no quieres tener esas
 etiquetas? ¿Y si te sales de lo común? ¿Y si no te sientes identificada con ninguna de ellas? ¿ Y si solo soy
 una persona con inquietudes? Parece que todas debemos seguir ese camino sino eres una mujer incompleta,
 pero es que encima la moda nos pone más peso y más etiquetas, tenemos que estar perfectas, vestir bien,
 ser guapas, altas, delgadas y siempre tenemos que estar divinas, claro y ser buenísimas en todo, debemos
 ser las mejores amas de casa, las mejores trabajadoras y las mejores madres ( las que lo sean ), con todo
 esto nos bombardean por todas partes, nos exigimos más de lo que debemos, por eso llega un momento 
 en el que nos paramos a pensar y es cuando se decide tomar las riendas de tu vida e ir quitándote peso y
 etiquetas, ahí es cuando te planteas tu lifestyle pero debemos tener cuidado, ya que también podemos
 llegar a ser prisioneras de otras etiquetas.


El lifestyle y las diferentes formas de vivir, un análisis propio de etiquetas como slow, folk o minimalismo


 - El Minimalismo, ya os hablé de Marie Kondo hiper famosa debido a su libro basado en el
 minimalismo, y el orden en casa, lo fundamental es vivir con lo que verdaderamente te hace feliz,
 esta filosofía se aplica a todo lo que te rodea, primero empezando por tu casa, tu ropa, tus libros...
 solo te quedas con lo que realmente necesitas y te gusta, cada vez más gente sigue esta corriente
 que lo reduce todo a lo esencial.
¿Pero de verdad se lleva a cabo? Yo con mi mudanza lo intenté, y solo me fue útil en cuanto a la ropa,
 bien es cierto que soy una "coleccionista", yo no me veo como una "acumuladora" como Mary Kondo
 me "etiquetaría" me pregunto si los que siguen esta filosofía también la siguen en el ámbito personal, eso
 si que es difícil, todos hemos trabajado o estudiado con el insoportable o la compañera que te dice la
 mala cara que traes hoy, si esas personas o ese trabajo no te hacen feliz.
¿Cómo te deshaces de ellos? ¿ Cómo dejas de trabajar en un sitio en el que te chupan la energía si ves 
 que el mercado laboral esta extremamente mal? Las filosofías y las corrientes están genial, pero a veces
 llevarlas a efecto en muchos casos es muy complicado.


http://www.nikavintage.com/2016/05/metodo-kondo-una-manera-eficaz-de-ordenar.html


Lifefolk - Esta basada en la época hippie de los 60 y 70, la vida sencilla es la base de esta  corriente,
 además de ser una tendencia decorativa y de moda, también se ha convertido en estilo de vida, se identifica
 con la vida tranquila y en el campo con aires bohemios, todo esto esta genial, yo misma me identifico con
 esta corriente, lo que me hace gracia es que se vea como una nueva tendencia, desde hace mucho la gente
 busca la tranquilidad del campo, el huir del estrés y el disfrute de la naturaleza, aunque a veces no todo es
 tan bonito, también nos encontramos con muchas personas que vuelven a zonas rurales, no por convicción
 sino por necesidad, la gente vuelve al pueblo por ser más barato o es donde vive su   familia.


El lifestyle y las diferentes formas de vivir, un análisis propio de etiquetas como slow, folk o minimalismo


 Movimiento slow - es una corriente muy amplia, promueve el tomarse las cosas con calma, el desarrollo
 de las relaciones humanas, desacelerar y no ser un esclavo del tiempo ni del trabajo. La ecología y el
 respeto por el medio ambiente, la alimentación sostenible y tradicional huyendo del fast food y refugiándose
 en productos autóctonos y ecológicos, son algunos de los fundamentos de este estilo de vida . También me
 siento identificada con el slow, al vivir en una isla como Menorca y trabajando desde una casa de campo es
 fácil poderla llevar a cabo, pero... ¿Y los que vivís en grandes ciudades? ¿Podéis llevar a cabo este estilo
 de vida? ¿Es compatible con los atascos, la polución, el llegar a tiempo a tu trabajo?


El lifestyle y las diferentes formas de vivir, un análisis propio de etiquetas como slow, folk o minimalismo


  Lo que esta claro es que estas corrientes o lifestyle son muy positivos y a todos nos encantaría
 ponerlos en practica, algunos son mas fáciles que otros, pero sobre todo depende de las circunstancias
 vitales y personales de cada individuo, pero debemos tener cuidado, no tenemos que obsesionarnos con
 determinados pensamientos, ya que al final puedes estar igualmente cautivos, lo que tienen en común todas
 ellas y quizás es con lo que yo me quedo, es con la búsqueda de la felicidad, el disfrutar de nuestro tiempo
 sin ataduras ni etiquetas, el fijarnos en las pequeñas cosas, vivir y dejar vivir, querer y decir que lo mucho
 que queremos a los que nos rodean, respetar el entorno y a nosotros mismos, si ademas lo acompañamos
 de vida  saludable y ejercicio, eso ya seria inmejorable, pero no podemos frustrarnos por no poder llevar
a efecto  toda la filosofía completa que llena cada corriente de pensamiento, cada individuo es distinto y es
 imposible encasillarnos a cada uno en algo concreto, lo mejor es dejarnos llevar por nosotros mismos, pero
 sobre todo liberarnos de las ataduras.


El lifestyle y las diferentes formas de vivir, un análisis propio de etiquetas como slow, folk o minimalismo


 Cada uno debemos reinventar o adaptar el estilo de vida que nos active y funcione con nuestras
 capacidades, quizás todo sea mas fácil y debamos simplificarlo al máximo, cuando por dentro estamos
 bien lo trasladamos al exterior, por eso debemos encontrar ese punto o esos mundos que nos hagan
 sentir ese bien estar interior, ya sea con minimalimos, lifefolk, movimientos slow o con un simple paseo
 por el campo, lo bueno es poder elegir y liberarse, tener presentes quienes somos y qué queremos,
 teniendo eso claro ya podemos intentar ser felices.

¿Que opináis de estas corrientes de Lifestyle?
¿Os identificáis con alguna?

Post relacionados

19 comentarios

  1. Me encanta que hayas escrito sobre esto. Es un tema en el que yo llevo trabajando (interiormente) bastante tiempo.

    Coincido contigo en que, nada de lo que comentas excepto el libro de Marie, es nuevo. Lo que pasa es que se ha puesto de moda. Lo malo de eso, como con casi todas es que solo se conoce lo superficial, llevando a muchos a caer en costumbres vagas y con poco fundamento.

    Pienso que lo importante es escucharse a una misma y darse tiempo para conocerse. Poco a poco ir incorporando a la vida lo que nos sienta bien y no ayuda a vivir en paz y felices. Sea en el campo o en la ciudad. Porque, como tú misma has dicho, cada persona es diferente.

    Lo bueno de que las cosas se pongan de moda es que llega a mucha más gente y aprendemos que hay vida más allá de lo establecido pero, es un arma de doble filo. Y nos puede llevar aún más a esa "perfección" exigida por la sociedad.

    No sé, yo ando aprendiendo a conocerme y aceptarme. Incorporando a mi vida poco a poco lo que me hace bien. Pero sin frustrarme por caer en viejas costumbres. La paciencia es necesaria y la aceptación también. Y eso es necesario en cualquier tipo de vida que quieras llevar.

    Un abrazo, linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo importante, saber lo que queremos y lo que necesitamos y en base a eso marcarte determinadas metas o sueños, que aunque pueda parecer difícil a veces se cumplen, están genial estas corrientes, pero a mi me da miedo la auto exigencia, ya nos exigimos mucho en muchos ámbitos de nuestra vida, ya solo faltaba que en el personal también, debemos relajarnos y disfrutar de lo que tenemos que muchas veces pasa desapercibido.
      Un besazo enorme!

      Eliminar
  2. Me ha encantado tu post Vero, super sincero y además, te invita a reflexionar. Yo nunca me he visto encajada con ninguna etiqueta, creo que siempre he sido un poco "bicho raro", pero me hace gracia que por ejemplo, en mi vecindario, me conozcan como "la chica de pelo rosa" o "la chica de los perros" jajajaja al final la gente se queda con cosas muy superfluas.

    A mi todo este rollo de los "movimientos" no me parecen nada nuevo, ya está todo más que inventando y claro que la teoría es super bonita y sería genial vivir todo el día en plan "happy power", pero la realidad es bien distinta... según donde vivas o a que te dediques hacen que puedas llevar a cabo ese tipo de movimientos, también las circunstancias. La vida que llevamos en general, es muy estresante, tener hijos no es tan idílico como lo quieren pintar las "mamás blogger" (por ejemplo), que yo veo a mis amigas y conocidas super estresadas, sin tiempo ni siquiera para pintarse la raya del ojo... la gente vive deprisa, pisotea si hace falta, no se crean lazos como se hacía antes, ahora hay mucha rivalidad, muchos egos y también mucho imbécil que va por la vida de "estrella" (aunque sea estrellada), no es que me ponga en plan negativo, también hay quien puede disfrutar de una vida bastante organizada, tranquila y también hay gente buena de verdad, pero la mayoría de las veces, esto solo pasa en las películas.

    En definitiva, que esto es como todo... las modas van y vienen en todos los ámbitos, pero la realidad s muy distinta, aunque claro que todos deberíamos intentar vivir y dejar vivir y sobre todo, ser feliz y disfrutar de las pequeñas cosas que nos ofrece la vida, que a veces, vivimos tan deprisa, que no las apreciamos!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi las etiquetas nunca me han gustado, eso de clasificar a la gente no es bueno, sobre todo porque es un imposible cada individuo es único e irrepetible, vivimos en una sociedad en que la imagen es lo mas importante, pero no observamos lo que hay tras ella, claro que sera bonito ser madre, pero también es estresante y cansado, en el trabajo te encuentras con gente tremenda con la que tienes que convivir y todo eso no es malo, pero si es duro de llevar, por eso debemos saber enfrentarnos a la realidad de una manera positiva y no frustrarnos cuando no podemos ser como las imágenes que nos quieren transmitir, parece que lo real no vende, pues seamos justos en la vida real pasan cosas y lo realmente interesante es como nos comportamos ante ellas.
      Muchos besos cariño!!

      Eliminar
  3. Opino como tu, "las etiquetas son odiosas", no necesito llamarme o identificarme con ninguna de estas corrientes, que al fín y al cabo han estado siempre, en la Edad Media , la gente vivía con lo justo y despues de la guerra civil... a mí me gustan los estilos unos mas que otros, pero yo como persona soy , eso, una persona. Gracias por este post, me ha gustado filosofar un rato.
    Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por venir y dar tu opinión! Es cierto que las etiquetas cada vez pesan más, desde los medios nos lanzan mensajes de perfección y felicidad, eso hace que nos exijamos demasiado, y lo bonito de la vida es aprender de los errores y tropiezos
      Muchos besos

      Eliminar
  4. ¡Qué buen post Nika!, reflexionando sobre un tema que nos afecta a todos y que en mi caso supone una lucha diaria entre el deseo de cambio y la imposibilidad de hacerlo por las ataduras vitales.
    Tengo claro que, si no tuviera a Javier, me hubiera atrevido a organizar mi vida de otro modo, a mi manera, sin etiquetas, y en cuanto él sea independiente lo haré: es una necesidad vital, te lo aseguro.
    Besazos. Ah! estás preciosa ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Piola, claro que si y lo lograras, pero no te presiones, tiempo al tiempo que todo llega, sigo diciendo que nos exigimos muchisimo y eso hace que llegue la frustración por no poder lograr los objetivos, estoy segura que poco a poco lograras ese estado de bienestar, quizás antes de lo que pienses!
      Un besazo enorme!

      Eliminar
  5. Totalmente de acuerdo. Eso de encasillarse en un estilo de vida me parece bastante absurdo, básicamente porque ceñirse a cualquier encasillamiento restringe otras perspectivas que también pueden ser válidas.

    Además, como tú bien dices, yo podría decir perfectamente que mi estilo de vida ideal es slow, sin embargo las circunstancias no me permiten seguirlo. En mi caso por vivir en una ciudad grande, por tener hijos que también opinan sobre el estilo de vida que ellos quieren, por las ataduras de un trabajo más bien ingrato... en fin, que todos esos idealismos son maravillosos pero nada realistas con la mayoría de las personas.

    Y por supuesto, opino que hay un momento crucial en la vida a la hora de elegir tu estilo de vida, y que si no lo haces en ese momento, después es muchísimo más difícil, por no decir imposible. Las circunstancias cambian y ya no eres libre para elegir.

    Ojalá, mi querida Nika, pueda algún día volver a tener esa ocasión y pueda decidir realmente qué estilo de vida voy a vivir.

    Interesantísimo post, cielo. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Es que todo depende de las circunstancias, de donde vivas, de lo que te rodea pero también creo que si persigues tu sueño lo logras, aunque se deban de tomar decisiones que dan vértigo! Estoy segura de que conseguirás ese equilibrio que deseas!
      Muchos besos!

      Eliminar
  6. Muy interesante tu post de hoy, Nika. Aunque vivo en el medio de la locura de unos de los barrios mas visitados y excéntricos de una enorme ciudad, te diria que vivo una slow life. Si, asi de increible! Como trabajo desde casa, no sufro lo que enloquece a muchos: los horarios, las corridas, el viajar en transporte publico, el trafico...te diria que mi vida es bien calma. El vivir en un lugar como este me inspira mucho, me gusta la gente, me gusta el ruido, la accion y cuando lo quiero y necesito no tengo mas que bajar a la calle. El resto del tiempo estoy en tranquilidad total!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es maravilloso Marce, a mi me pasa igual, es que nosotras tenemos mucha suerte al poder trabajar desde casa, yo hago un mix de todas estas corrientes, al vivir en una casa de campo y en una isla como Menorca,todo es más fácil, solo te digo que la máxima de esta isla es "Menorca poc a poc" "Menorca poco a poco" de modo que imagínate! Pero para mucha gente que querría llevar un estilo de vida diferente es algo muy complicado, las etiquetas y la perfección nos persigue y debemos quitarnos todo ese peso de encima.
      Muchos besos!

      Eliminar
  7. Hola Nika! Es mi primer comentario aquí, pero hace mucho que te leo. Y una de las razones principales de seguir tu blog es que transmite una personalidad fuera de lo corriente.

    Cómo me ha gustado el post de hoy...y cuántas veces reflexiono sobre este tema!. Me identifico plenamente con Piola cuando dice que para ella supone una lucha diaria el deseo de cambio y la imposibilidad de hacerlo por ataduras vitales, porque a mí me ocurre lo mismo. Nos metemos casi sin darnos cuenta en una rutina "impuesta" (porque es difícil salirse de lo establecido) que nos hace priorizar lo urgente a lo importante; nos creamos necesidades que nos llevan de cabeza por los continuos mensajes de "se debe" o "se lleva" que recibimos, sin pararnos a pensar qué es lo que nosotros queremos; hay que ser "tal" o "cual"...y dejamos de ser nosotros mismos por presiones externas...y todo para al final terminar preguntándonos si eso merece la pena, llegar a la conclusión de que no, y además, "flagelarnos" por ser conscientes de ello, y "no poder" cambiarlo por esas ataduras...

    Pero a pesar de todo, cuando uno intenta ser fiel a sí mismo en este tiempo que nos ha tocado vivir, ama y es amado y vive y deja vivir sin juzgar ni ser juzgado, se llega a la conclusión de que sin ser perfecta, la vida siempre es bella.

    (No era mi intención ponerme ñoña, pero me ha salido así...y que así se quede! :-) )

    Besos.




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia estoy encantadísima de conocerte y sobre todo de que te animaras a comentar! Quiero darte las gracias por tus palabras,comentarios así son una maravilla! Yo cada vez lo tengo más claro, cada vez me da mas igual lo que opine la gente, me ha costado, pero creo que lo voy consiguiendo,es imposible ser perfecta, es más creo que es aburrido, es genial equivocarse, caerse y aprender, de eso se trata la vida, de aprender y estar a gusto con nosotros mismos.
      Un besazo enorme Silvia

      Eliminar
  8. Pues a mi tampoco me han gustado nunca las etiquetas. ;)
    En mi caso intento llevar una vida slow y siempre he sido un poco hippie y bohemia así que esos son los movimientos con lo que más me identifico.
    Como a Marce me gusta la vidilla que tienen las grandes ciudades pero adoro el remanso de paz de mi rinconcito.
    Felicidades por el post y las fotos en las que estas bellísima y emanando mucha paz.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Isabel! He intentado sincerarme con esto de las etiquetas y la perfección, a veces la exigencia es tremenda,con lo bueno que es liberarse, en ese momento es cuando de verdad, uno puede estar bien!
      Muchos besos!

      Eliminar
  9. Nosotras, en este momento de nuestras vidas, definitivamente nos quedamos con la vida de ciudad, Nika. Puede ser que Sevilla sea accesible y cercana, alejada del bullicio y el estrés de las grandes urbes... Pero aquí encontramos el equilibrio perfecto entre el ajetreo de la vida diaria, y los paseos por la orilla del río o por el centro histórico de la ciudad en los que se puede transitar casi oyendo el silencio...

    Ah! Estás guapa, guapa en todas las fotos... ¡Nos encanta tu naturalidad! Un beso fuerte de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que menuda suerte tenéis, que ciudad tan de ensueño, es como vivir en un cuento, que ganas tengo de ir a Sevilla a conocerla bien y perderme por sus calles!! Esos Reales Alcázares o esa Catedral gótica... madre mía que maravilla!!
      Un beso enorme chicas sois unos soles!

      Eliminar
  10. Le faltó un detalle al artículo: Dice el qué (sobre los estilos de vida) pero no el cómo (alcanzarlos).
    En mi caso, y el de mucha gente: vivo en Lima, una cidad misérrima, con índices de criminalidad y polución altísimos, tengo que ver a niños alquilados para mendigar frente a mi casa (ya no sé cuántas veces he llamado al serenazgo para que los echen), caa vez que camino por la calle debo estar en guardia, cuidándome la espalda. Y cuando cojo el skateboard debo lidiar con todos los que me invaden la ciclovía, o los que intentan atropellarme.
    ¿cómo lograr armonía con el entorno, cuando tu entorno es algo así?

    ResponderEliminar

SUBSCRIBETE POR CORREO ELECTRÓNICO

Recibe un correo cada vez que publique un post' ¡¡No te pierdas nada!!.