Perchas decorativas de El siglo, Barcelona

9:00




Cuando vas de mercados, nunca sabes lo que te vas a encontrar, 
no se busca nada en concreto, pero esta claro que determinados
 objetos parece que te llaman a gritos!



 Cuando compramos estas dos perchas sabíamos que 
eran antiguas y que eran muy curiosas, pero cuando
 empezamos a investigar, nos impresionó la 
fantástica historia que guardan tras ellas...



El Siglo, eran unos espectaculares grandes almacenes de 7 pisos 
que estaban situados en las Ramblas de Barcelona, abrieron 
sus puertas en 1881 hasta 1932. Para que os hagáis una idea de
 la magnitud de este fantástico establecimiento, os diré que
 trabajaban mas 1000 empleados en la tienda, sin contar los
 talleres de corte y confección que eran unos 600!



Su historia se torna triste, ya que en las navidades de 1932, mas
 concretamente el día 25, se incendio de forma fortuita, un tren
 eléctrico en el que los vagones estaban decorados con regalos y
 carbón, recorría los escaparates del establecimiento, al cerrar, no 
lo apagaron, este debido al peso, se calentó y se hizo un pequeño
 fuego, que finalmente acabó propagándose por todo el edificio.



Ahora después de saber esto, nos es imposible venderlas, es más,
 las hemos colocado en nuestro despacho, les coloqué una pareja 
de carboncillos antiguos de 1882, que tenía guardaditos desde 
hace tiempo, no encontraba un marco que le quedaran bien, y
 la verdad que en cuanto los coloqué, me encantó como quedaron.



A vosotros que os parece os gusta como quedan? 
Y esa historia de los almacenes El Siglo, no es tremenda?!
Es genial que se salvaran!!



Post relacionados

25 comentarios

  1. Hola, Verónica. Preciosa y dramática historia... Se te encoje el corazón de pensar como, por un tonto descuido, todo cambia en un segundo. Pero a ti te queda un magnífico recuerdo de esos almacenes, en forma de dos perchas muy originales a las que les has dado un uso increíble...No creemos que haya nada que les vaya mejor que las láminas antiguas que colgaste de ellas. Impresionante conjunto... ¡Si es que la que tiene vista....!

    Besos

    J&Y

    ResponderEliminar
  2. Ufff, tremenda sí, yo tampoco las vendería y además te quedan geniales!!
    Bss

    ResponderEliminar
  3. La historia es impresionante Nika. Encontrastes dos autenticos tesoros y has sabido realzarlos con esos carboncillos de la epoca.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. ¡Bueno Nika, la historia es genial! y las perchas son una maravilla, no me extraña que te las quedes. Han quedado preciosas con los carboncillos ¡muy original! Besos guapa.

    ResponderEliminar
  5. Las perchas son preciosas en sí mismas, pero sabiendo la historia ya son interesantísimas. No me extraña que os las quedéis. Yo te iba a preguntar si las vendías, porque estoy usando perchas para colgar mis obras en la pared, y éstas les irían mucho mejor que las de IKEA... ;)

    Al menos ya he descubierto que existen cosas así, y seguro que se volverán a cruzar en mi camino en algún momento...

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Guauuu Nika hoy tu post me ha sorprendido. Es espectacular todo, las perchas, los grabados y la historia que encierran. Me ha fascinado todooo!!!

    No me extraña que no quieras venderlas, yo tampoco lo haría son un verdadero tesoro.

    Besos,

    Pedro

    ResponderEliminar
  7. me encantan, son esos objetos que nada más verlos ya les cojes cariño. Yo tampoco sería capaz de deshacerme de ellas, y qué pena la fábrica , y que esplendorosa, es dificil imaginar una empresa así en la España de hoy!
    besos Nika

    ResponderEliminar
  8. Las perchas por sí solas son fantásticas y como soportes de los maravillosos carboncillos ya no pueden ser más decorativas,nos chiflan! Y la historia es dramática,que pena,debían ser unos almacenes fabulosos! Haces muy bien en quedártelas!
    Besitos y hasta mañana!

    ResponderEliminar
  9. Madre mia que historia más triste detrás de esas perchas....

    En el despacho lucen divinamente con esos carboncillos...en honor a esos grandes almacenes...
    Buen miércoles!!! Besitos

    ResponderEliminar
  10. Que buen hallazgo hicisteis al encontrar estas perchas, pero lo mejor fue que no te conformaste con adquirirlas, sino que querías saber un poco de su historia. Es una pena que una empresa tan grande y con tantos empleados acabara de esa forma, ni tenía idea de este suceso y me parece muy curioso que nos lo cuentes. Gracias a tu interés en ellas has decidido quedártelas y has hecho muy requete bien porque aparte de curiosas son muy bonitas y con esas láminas parecen que estaban predestinados a terminar juntos.
    Hasta las láminas me gustan mucho y ahora las tendrás en un lugar bien visible para poder admirar tanto una cosa como otra.
    Por cierto Nika, hecho de menos la sección "Adivina" me gustaba intentar saber qué se escondía detrás de las fotos.
    Un beso grande guapísima.

    ResponderEliminar
  11. Aquello era bastante más grande que el corte inglés.Imagínate!Bonita historia.Como siempre los objetos guardan historias,tras su silenciosa apariencia.Besos.

    ResponderEliminar
  12. Son unas perchas preciosas!!!! Quedan geniales
    y la historia es de película....a mí me la contó mi madre.....

    ResponderEliminar
  13. Hola Nika que objetos tan preciosos nos traes hoy y con esa fantástica historia de este edificio de tan importante almacén, y por si fuera poco le colocas unas láminas bellas que me encantan que figuras! que rostros! y de 1882, vaya que si se consiguen cosas únicas en esos mercadillos y te cuento que aquí no existen :( pero gracias a ti puedo disfrutar, conocer y ver estas maravillas, gracias, besos

    ResponderEliminar
  14. Vaya que si me gustan...parece estar hecho lo uno para lo otro, seguramente esas láminas nunca hubieran imaginado un soporte como ese, pero les da un toque original y no se quitan protagonismo entre las perchas y las láminas.

    En tu despacho lucen genial, me imagino la sensación de tener tan cerca ese trocito de historia.

    Felicidades y nos vemos mañana en tu macro ........BESOS

    ResponderEliminar
  15. Menudas joyas, Verónica. Y tal como las has puesto, quedan IDEALES.

    ResponderEliminar
  16. ¡Cómo me gustan las perchas, cómo me gusta la historia y cómo me gusta vuestro trabajo!
    Además de descubrir tesoros os documentáis del origen y la historia de los mismos: sois unos auténticos arqueólogos vintages, niños.
    Quedaron preciosas con esos grabados
    Besos

    ResponderEliminar
  17. me encantan que busquen información historica de los tesoros que encuentran... y la compartan!! que triste esta en particular, pero que lindo homenaje le han hecho! queda precioso! un beso

    ResponderEliminar
  18. ¡Me gustó la historia! y esta hace que las perchas tengan un gran valor, a parte del decorativo que ya se les ve. Has tenido una gran idea en utilizarlas como expositor de esos carboncillos. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado la historia y la idea de las perchas es fantástica, mejor que marcos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  20. Las perchas por si solas son muy bonitas¡¡¡ pero con los carboncillos quedan super¡¡¡ normal que te las quedes yo haria igual son pedacitos de energia historica¡¡¡ aunque en este caso hubiera esa tragedia.... tu tendras algo hermoso del recuerdo de los buenos tiempos de los almacenes¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  21. Me gustan mucho como quedan con los carboncillos, Nika!! Y me ha encantado su historia...Bsts

    ResponderEliminar
  22. Hola Nilka, bonitas y decorativas perchas, quedan geniales con las láminas. A propósito de la historia de los "Grands almacenes El Siglo" te recomiendo la lectura de la novela "Habitaciones cerradas", de Care Santos, donde esta emblemática empresa es un personaje más en una trama llena de intriga. Yo la he leído hace poco y es así como supe de estos almacenes, y me ha hecho gracia encontrarme aquí con tu referencia a ellos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Lucen muchísimo las láminas con las perchas, me parece muy original.

    ResponderEliminar
  24. Qué joyitas de perchas Nika y qué historia tan triste la de esos almacenes.....Gracias por documentarte tan bien y contárnoslo!!
    Habéis conseguido integrar esas preciosas láminas con las perchas de manera que lucen muy decorativas y divinamente vintage. Es un tesoro del que tampoco yo me desprendería!!

    Creí estar de seguidora de tu blog desde hace mucho tiempo, pero me he buscado y no me encontré....Seguramente siempre entro a ver tus cositas de manera independiente, no sée.....Ahora ya si que no me perderé nada de nada.
    Un besoteee!!

    ResponderEliminar
  25. ¡Me encantan las perchas! ¡son chulísimas! y me ha gustado mucho conocer la historia que hay detrás de ellas..., no me extraña que no te quieras desprender de ellas...¡yo tampoco podría!
    Bsos

    ResponderEliminar

SUBSCRIBETE POR CORREO ELECTRÓNICO

Recibe un correo cada vez que publique un post' ¡¡No te pierdas nada!!.